...

¡Rebajas de primavera! 🌷 Descuentos en parques infantiles y torres de aprendizaje hasta el 26 de mayo

¡Rebajas de primavera! 🌷 Descuentos en parques infantiles y torres de aprendizaje hasta el 26 de mayo

¿Sientes que su casa está desbordada de juguetes? ¿Te cuesta mantenerlos organizados y en orden? ¿Te gustaría que tus hijos jugaran de forma más independiente y creativa?

Si has respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, puedes probar con rotar los juguetes: una vez a la semana, o cada pocas semanas, intercambia los juguetes actuales por algunos de los guardados. La única regla es dejar los juguetes disponibles el tiempo suficiente para que tus hijos exploren plenamente sus posibilidades de juego, pero no tanto tiempo como para que se aburran.

La rotación de juguetes tiene muchas ventajas tanto para ti como para tus hijos. He aquí algunas de ellas:

La rotación de los juguetes reduce el desorden. Tener menos juguetes disponibles significa menos cosas que limpiar y guardar. Tu casa parecerá más espaciosa y organizada, y te sentirás menos estresada/o y agobiada/o.

La rotación de juguetes aumenta la creatividad y la concentración. Cuando tus hijos tienen demasiados juguetes entre los que elegir, pueden sobreestimularse y distraerse fácilmente. Pueden saltar de un juguete a otro sin comprometerse realmente con ninguno de ellos. Pero cuando tus hijos tiene menos juguetes, pueden concentrarse mejor y explorarlos más profundamente. También pueden usar su imaginación para idear nuevas formas de jugar con los mismos juguetes.

La rotación de juguetes renueva el interés y la emoción. Cuando tus hijos ven todos los días los mismos juguetes, puede aburrirse y perder el interés. Pero cuando rotas los juguetes, incorporas novedad y variedad en su juego. Tus hijos estarán encantados de ver sus “nuevos” juguetes y redescubrir a sus favoritos de siempre.

La rotación de juguetes te ayuda a eliminar los que no desean. A medida que vayas rotando los juguetes, te darás cuenta de cuáles les encantan a tus hijos y cuáles ignoran. Puedes aprovechar esta oportunidad para donar o reciclar los juguetes que a tus hijos le han quedado pequeños o que ya no disfrutan. Así tendrás más espacio para los juguetes que importan de verdad.

Cómo poner en marcha un sistema de rotación de juguetes

Si estás listo para probar la rotación de juguetes, aquí tienes algunos pasos para empezar:

  • Reúne todos los juguetes en un mismo lugar. Quizá quieras hacerlo cuando tus hijos no estén cerca, para que no se enfaden ni se apeguen con ningún juguete.
  • Ordena los juguetes y decide con cuáles te quedas y de cuáles te deshaces. Puedes donar o reciclar los que estén rotos, pasados de moda o ya no sean apropiados para tu edad. CONSEJO: No incluyas el peluche con el que durmen tus hijos ni ningún objeto que utilicen para sentirse seguros.
  • Divide los juguetes restantes en categorías, como juegos de pensar y rompecabezas, de movimiento libre, de construcción, y de simulación/juegos de roles,
  • Elige unos cuantos juguetes de cada categoría para formar un set con el que tus hijos pueda jugar. También puedes incluir algunos libros, material de arte o instrumentos musicales. El número de juguetes depende de la edad y las preferencias de los niños, pero una buena regla general es tener entre 10 y 15 juguetes a la vez.
  • Guarda el resto de los juguetes en cajas o cubos y etiquétalos por categorías. Puedes guardarlos en un armario, en el garaje o debajo de la cama.
  • Rota los juguetes cada pocas semanas, dependiendo de la frecuencia con que tus hijos se aburran o te pidan juguetes nuevos. También puedes involucrar a tus hijos en el proceso y dejar que elijan con qué juguetes quieren jugar a continuación.

Consejos para rotar los juguetes con éxito

He aquí algunos consejos para que la rotación de juguetes les resulte útil a ti y a tus hijos:

  • Sé flexible y experimenta. No hay una forma correcta de hacer la rotación de juguetes. Puedes ajustar la frecuencia, el número y el tipo de juguetes en función de las necesidades e intereses de tus hijos. También puedes rotar algunos juguetes más a menudo que otros, dependiendo de lo populares que sean.
  • Que sea sencillo y divertido. No te estreses demasiado por seguir un horario o un sistema estrictos. El objetivo es hacer que el juego sea más agradable y significativo para tus hijos, no más complicado o estresante para ti.
  • Expón los juguetes de forma atractiva y accesible. Cuando rotes los juguetes, asegúrate de que sean fáciles de ver y alcanzar para tus hijos. Puedes utilizar cestas, estantes o bandejas para organizarlos de forma ordenada y atractiva.
  • Observa el juego de tus hijos y aprende de ellos. La rotación de juguetes es una forma estupenda de descubrir qué les gusta y qué no les gusta a tus hijos, qué les despierta curiosidad y qué están aprendiendo. Puedes utilizar esta información para elegir los mejores juguetes para ellos y favorecer su desarrollo.

Datos interesantes sobre la rotación de juguetes

Las investigaciones han demostrado que los niños pequeños a los que se les ofrecían menos juguetes se involucraban más significativamente con cada juguete, jugaban de forma más profunda y pasaban más tiempo explorando que los niños pequeños que tenían más juguetes disponibles. La rotación de juguetes también fomenta el desarrollo del sentido de la paciencia y la perseverancia, el aumento de la creatividad y la oportunidad de reutilizar los juguetes de diferentes maneras.

Conclusión

La rotación de juguetes es una solución práctica y eficaz al problema del exceso de juguetes, ya que proporciona a tus hijos una selección manejable de juguetes que fomenta el juego imaginativo, la creatividad y la sensación de calma. Se trata de un planteamiento sencillo que puede suponer una gran diferencia en la experiencia de juego de tus hijos, y que puedes aplicar fácilmente en tu casa hoy mismo.