...

¡Rebajas de primavera! 🌷 Descuentos en parques infantiles y torres de aprendizaje hasta el 26 de mayo

¡Rebajas de primavera! 🌷 Descuentos en parques infantiles y torres de aprendizaje hasta el 26 de mayo

Como madre o padre de un niño/a pequeño/a, es probable que hayas notado la fascinación de tu hijo/a por levantar objetos pesados, mover muebles y cargar cosas. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué les gusta tanto? Según María Montessori, la famosa educadora y médica, los niños pequeños tienen una gran necesidad de ejercer su fuerza mediante el “Máximo Esfuerzo”. En este blog, exploraremos qué es el Esfuerzo Máximo, por qué es importante para los niños pequeños y cómo puedes apoyarlo desde la crianza.

¿Qué es el Máximo Esfuerzo?

El Máximo Esfuerzo es una etapa natural del desarrollo de los niños pequeños, que suele aparecer poco después de que hayan aprendido a andar. Durante esta fase, los niños experimentan un impulso interior para canalizar su fuerza y energía. Disfrutan del esfuerzo físico y el trabajo pesado, como transportar objetos pesados, empujar cajas y lanzar cosas. Para los niños, la atención se centra en el proceso, más que en el resultado final. No necesitan lograr objetivo, buscan satisfacer su necesidad interior de moverse. A través de este tipo de actividad, perfeccionan su coordinación y aprenden a sincronizar el movimiento con un esfuerzo significativo.

“Cuanto mayor es el esfuerzo, mayor es el placer del niño y peor cualquier interrupción” Maria Montessori

¿Por qué es importante el Máximo Esfuerzo para los niños pequeños?

El Máximo Esfuerzo es una etapa importante en el desarrollo de los niños, ya que le ayuda a desarrollar su fuerza física y mental, su coordinación e independencia. A través del Máximo Esfuerzo, los niños aprenden sobre sus propias capacidades y limitaciones, y también sobre su lugar en la familia y la sociedad. También les ayuda a desarrollar un sentido de propósito y logro, que es vital para su bienestar emocional y social.

¿Cómo puedes apoyar el Máximo Esfuerzo?

Como madre o padre, es importante comprender la importancia del Máximo Esfuerzo y cómo apoyarlo. Una de las peores cosas que puede hacer es interrumpir a tu hijo durante el Máximo Esfuerzo, ya que puedes desalentar su deseo natural de aprender y crecer. En lugar de ello, anima y apoya a tu hijo/a ofreciéndole oportunidades de realizar movimientos intencionados.

He aquí algunas ideas de actividades que satisfacen la necesidad de Máximo Esfuerzo de los niños:

  • Deja que tu hijo/a lleve su propia bolsa, y déjale cargar artículos irrompibles cuando hagan la compra.
  • Permite que tu hijo/a te ayude a descargar la lavadora.
  • Dale a tu hijo/a cajas para que las llene con sus juguetes y las empuje.
  • Enseña a tu hijo/a a regar las plantas.
  • Enséñale a poner la mesa para las comidas.
  • Deja que tu hijo/a cargue sus propios muebles u objetos, como cajas de juguetes, torres de aprendizaje, taburetes o sillas.
  • Trae cubos y una pala al arenero para llenar, transportar y verter.
  • Deja que tu hijo/a suba escaleras, trepe triángulos Pikler, toboganes, parques de juegos, escaleras… siempre con la supervisión adecuada.
  • Enseña a tu hijo/a a hacerse la cama.
  • Llévale a dar largos paseos.
  • Deja que tu hijo/a se sirva agua.

Al ofrecer oportunidades de Máximo Esfuerzo, los padres pueden apoyar el deseo natural de su hijo/a de aprender y crecer, desarrollar su fuerza física y mental, su coordinación e independencia.

En conclusión, el Máximo Esfuerzo es una etapa esencial en el desarrollo de un niño pequeño, y es clave que los padres la comprendan y apoyen. Fomentando el movimiento intencionado y ofreciendo oportunidades de esfuerzos grandes, los padres pueden ayudar a sus hijos a desarrollar su fuerza física y mental, su coordinación e independencia, que son vitales para su bienestar emocional y social.

Suscribete a Nuestra Newsletter

Suscribete a Nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas noticias y actualizaciones de productos, ofertas exclusivas y entradas de blog.

¡Gracias por suscribirte!